EL SABOR DE LAS BELLOTAS EN LA MONTANERA

Estas fértiles tierras dotan de aroma y sabor a estos ejemplares

En Chacinas Manuel Castillo no solo se seleccionan los cerdos. Mas de 4.000 hectáreas de Dehesa virgen, escogidas entre lo mejor del territorio extremeño, forman parte de la propiedad de una empresa preocupada por todo el proceso evolutivo de su ganadería. Con la llegada del otoño y hasta la primavera, nuestros cerdos ibéricos pastan libremente en las dehesas, alimentándose de bellotas, hierbas, semillas... de todo aquello que generan estas fértiles tierras. Es lo que llamamos "MONTANERA", siendo esta alimentación y libertad lo que impregna sus carnes de ese aroma tan especial que los hace ser tan únicos.